26 de agosto de 2011

“LA MENTIRA MÁS REPETIDA SOBRE CUBA”


El pasado 18 de Agosto el gobierno de los Estados Unidos de América publicó por enésima vez la mentira más repetida sobre la mayor de las Antillas: Cuba, según su deformada óptica, país patrocinador del terrorismo. En su habitual informe anual de países sobre el terrorismo, Cuba es ubicada junto a las naciones de Irán, Siria y Sudán como “Estados Patrocinadores” de estas actividades.

Desde el año 1982 el Departamento de Estado norteamericano coloca a Cuba en su lista negra anual de países que auspician de alguna forma el terrorismo, en el presente caso se argumenta que existen vínculos entre el gobierno cubano y las FARC, así como con ETA. Lo anterior es reflejado en el informe de una forma incoherente y citamos textualmente:

1.    No existen pruebas de que Cuba haya roto la relación con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Sin embargo,  reconoce que fue un “contacto limitado con los miembros de las FARC, pero no hubo evidencia de apoyo financiero material directo o en curso”.

2.  Sin citar fuentes ni encomendarse a nadie, asegura que “recientes informes de prensa indican que algunos miembros actuales y anteriores de Patria Vasca y Libertad (ETA) siguen viviendo en Cuba”. Sin embargo, admite que durante el mes de marzo del año pasado las autoridades cubanas “permitieron a la Policía Española viajar a Cuba para confirmar la presencia de presuntos miembros de ETA” sin encontrar evidencia alguna.

No es posible sostener con seriedad este argumento, muchos más si en lo sucesivo el citado informe reconoce los esfuerzos del gobierno cubano en evitar que ciudadanos de terceros países arriben ilegalmente a territorio norteamericano salvaguardando sus fronteras e integridad nacional; realiza investigaciones transparentes sobre contrabando de inmigrantes y “tráfico humano”, además de perseguir activamente personas que han realizado actos terroristas en Cuba. En este último acápite se coloca el más reciente ejemplo de extradición hacia nuestro país del terrorista de origen salvadoreño Francisco Antonio Chávez Abarca, detenido en territorio Venezolano y condenado en Cuba por “presunta participación en una serie de atentados con bombas contra hoteles e instalaciones turísticas a mediados de la década de 1990″, lo cual fue demostrado en el juicio celebrado en La Habana. El informe reconoce que fue hallado culpable y condenado a, citamos: “30 años de prisión por cargos de terrorismo… El Tribunal Supremo cubano conmutó además las condenas a muerte de dos salvadoreños, René Cruz León y Otto René Rodríguez Llerena, quienes habían sido condenados por terrorismo”.

Al leer estos contradictorios detalles del informe nos preguntamos ¿Cuál es la razón por la que se acusa a Cuba cuando en su lugar se le debiera reconocer su lucha contra el terrorismo?

Es necesario a toda costa para el gobierno gringo mantener a Cuba como un “mal ejemplo” y así opacar el brillo de todo cuanto hace la nación por ayudar a países del mal llamado tercer mundo mediante misiones médicas, deportivas, educacionales, o ayudas humanitarias en medio de catástrofes como la creación de la Brigada Médica “Henry Reeve” a raíz del desastre ocasionado por el Huracán Katrina en el 2005 que tuvo como epicentro “el tercer mundo de los propios Estados Unidos de América” abandonado a su suerte por el más indolente y satánico de los Presidentes Norteamericanos: George W. Bush; entonces Cuba brindó de inmediato lo mejor de sus profesionales, sin importar el peligro, para socorrer al pueblo de Abraham Lincoln y el Sr. Bush se negó a aceptar la ayuda y a reconocer su error.  

El Departamento de Estado Norteamericano prefiere hacer el ridículo con un informe repleto de incongruencias para sostener una mentira, la más repetida sobre Cuba, la más peligrosa y así justificar ante el mundo el bloqueo económico y comercial sobre la Isla, igual de obsoleto, anacrónico y peligroso; sin embargo la Cuba Socialista no se detiene ni teme al Imperio, avanza en la conquista de nuevas metas sociales, reestructura su economía dando participación al pueblo trabajador, confía en la justicia y solidaridad internacional, pone todo su empeño en mejorar la salud y bienestar de su pueblo no reparando en compartir sus logros en el campo de la ciencia médica. Basta un solo ejemplo ante tan absurda mentira, Cuba aplica este año gratuitamente a su población una novedosa vacuna pentavelente que protege contra cinco enfermedades Difteria, Tétanos, Tosferina, Hepatitis B y Haemophilus Influenzae tipo B la cual solo poseen tres países en el mundo, siendo la segunda nación en registrarla en el 2006. ¿Cómo es posible acusar a una nación con tales logros de auspiciar el terrorismo, mientras se protege al más connotado terrorista del hemisferio occidental, Luis Posada Carriles? Sin duda alguna otra muestra del mundo al revés, como diría el afamado escritor y periodista Uruguayo Eduardo Galeano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada